Guía Laboral

¿Qué es un despido objetivo?

El Despido Objetivo parece regulado en el artículo 52 del Estatuto de los Trabajadores y es el tipo de despido al que alude la empresa habitualmente. Es muy importante conocerlo bien porque cualquier fallo podría derivarlo en un despido improcedente o incluso nulo.

Causas

Para poder alegar despido objetivo por parte de la empresa, será necesario que ocurra alguna de las siguientes causas:

  • Ineptitud sobrevenida del trabajador para realizar las funciones derivadas del puesto. La ineptitud existente con anterioridad al cumplimiento de un periodo de prueba no podrá alegarse una vez superado este.
  • Falta de adaptación a las modificaciones técnicas realizadas en el puesto de trabajo. Si bien, para aludir esto, el empresario debe ofrecer primero la formación necesaria para que la persona trabajadora se adapte. Muy importante saber, que esta formación debe realizarse en horario de trabajo habitual. En todo caso, no podrá utilizarse esta fórmula de despido hasta, al menos, dos meses después desde que se introdujera la modificación o desde que finalizase la formación dirigida a la adaptación.
  • Causas técnicas, organizativas, productivas o económicas. Se entiende que concurren causas técnicas cuando se produzcan cambios en los medios o instrumentos de producción. Serán causas organizativas cuando se produzcan cambios de sistemas y métodos de trabajo o del modo de organizar la producción. Son causas productivas cuando se produzcan cambios en la demanda de los productos o servicios que se realizan. Se puede aludir a causas económicas cuando de los resultados de la empresa se desprenda una situación económica negativa, ya sean pérdidas actuales o previstas, así como la disminución (durante 3 trimestres consecutivos) de ingresos o ventas.
  • Acumulación de faltas de asistencia al trabajo aunque sean justificadas pero reiteradas en el tiempo. Se entiende por reiteración que alcancen el 20% de las jornadas en 12 meses consecutivos, si en los 12 anteriores se acumulan un 5%. También en caso de que se acumulen el 25% en cuatro meses discontinuos dentro de un periodo de 12 meses. Evidentemente no se considera falta la ausencia debida a huelga legal, representación de trabajadores, embarazo, lactancia, accidente laboral, paternidad, vacaciones, licencias, o bajas con justificantes médicos.

Procedimiento

El despido objetivo debe ser notificado por escrito explicando los motivos, fecha de notificación y fecha en que será efectivo. Además, es necesario que este despido sea preavisado con 15 días de antelación.

Indemnización

La indemnización correspondiente en caso de que todo sea correcto será de 20 días de trabajo por cada año trabajado. Muy importante, esta indemnización debe ser puesta a disposición de la persona trabajadora en el momento del despido efectivo, lo contrario debe alegarse.

También es importante que tengas clara la diferencia entre el finiquito y la indemnización por despido.

Como siempre, para cualquier duda al respecto puedes ponerte en contacto con nosotras en info@conocetusderechos.info

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *