Guía Laboral

¿Qué es la conciliación?

Seguro que has oído hablar alguna vez sobre la mediación, una tercera persona que intenta que dos personas que tienen un conflicto lleguen a un acuerdo. Pues existen tres formas de solucionar el conflicto laboral que surge entre el trabajador, o trabajadora, y la empresa:

  • Conciliación: Una tercera parte intenta que dos partes enfrentadas lleguen a un acuerdo entre ellas.
  • Mediación: Una tercera parte propone un acuerdo a dos partes enfrentadas que elegirán si lo aceptan o no.
  • Arbitraje: Una tercera parte propone un acuerdo a dos partes enfrentadas mediante un «laudo arbitral», y éstas deberán acatar el acuerdo.

Estas tres opciones son válidas para poder «llegar a un acuerdo» sin necesidad de tener que ir al juzgado, y en el mundo laboral constituyen un trámite previo obligado cuando surge un conflicto. Aunque tengas claro que quieres demandar a la empresa o que el empleador no va a asistir a la cita, es obligatorio siempre presentar la «papeleta de conciliación». Existen algunas excepciones, pero llegado el caso de verte en esta situación, te recomendamos consultes con un/a Graduado Social o un Abogado/a para asesorarte bien al respecto.

Es un trámite sencillo, la administración pública dispone de Centros de Mediación, Arbitraje y Conciliación en los que sólo tienes que ir y presentar un escrito con lo que estás demandando. Puedes llevarlo escrito de casa aunque lo recomendable es usar los modelos que allí mismo te facilitarán.

Es MUY IMPORTANTE que te asesores antes de redactar la papeleta puesto que es fundamental redactarla bien. La Ley Reguladora de la Jurisdicción Social en el art.80.1, cuando hace referencia a la demanda (trámite posterior), expone que no podrán introducirse en ella «hechos distintos a los aducidos en conciliación o mediación», por lo que es importante poder añadir ahí todo lo que posteriormente se pueda reclamar.

Plazos

Es importante hacer el trámite rápido, dispones del mismo plazo que para presentar la demanda por el motivo que sea. Los más habituales son, por ejemplo, 20 días por un despido o 1 año para una Reclamación de cantidad. Debes saber además, que cuando presentes la papeleta el plazo para la demanda de suspende, eso sí, se reanuda de nuevo cuando se celebre el acto de conciliación o a los quince días desde que se presentó la papeleta en caso de que no se haya celebrado. No puedes dormirte en los laureles.

Acto de conciliación

Cuando presentes la papeleta se te citará a ti y a la empresa para un acto de conciliación. No es necesario que vayas acompañado, aunque como siempre…. ¡mejor ir bien asesorado!. En este acto, delante de un funcionario de la administración, intentéis llegar a un acuerdo. Pueden ocurrir varias cosas:

  • No te presentas tú. Se entiende que has desistido y no podrás poner la demanda después, aunque la empresa tampoco vaya.
  • Te presentas tú, pero no lo hace la empresa. El proceso seguirá su camino hacia la demanda posterior. Sería interesante además añadir la incomparecencia a la demanda y solicitar que la empresa se tenga que hacer cargo de los costes del encuentro. Esto no es habitual pero se puede hacer en función del art. 97.3 y 75.4 de la LRJS.
  • Te presentas tú y la empresa. En este caso se producirá el intento de acuerdo, que podrá terminar:
    • Con avenencia: Llegáis a un acuerdo y el conflicto se da por zanjado.
    • Sin avenencia: No llegáis a un acuerdo y deberás poner la demanda.

El acuerdo al que lleguéis, y firméis, en el acto de conciliación, será vinculante y de obligado cumplimiento.

Cómo siempre, si te queda alguna duda ponte en contacto con nosotros en info@conocetusderechos.info

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *